Columna de Isabel, Home

Derechos políticos de la mujer

El 23 de septiembre de 1947, María Eva Duarte de Perón anunciaba la promulgación de la Ley que consagraba el voto femenino en la Argentina. Por aquel entonces  Evita anunciaba “…aquí está, hermanas mías, resumida en la letra apretada de pocos artículos, una larga historia de lucha, tropiezos y esperanzas…“. Sesenta y cinco  años  han trascurrido desde aquella histórica gesta que se replicó a lo largo de nuestra región latinoamericana.

La Convención Internacional de los Derechos Políticos de la Mujer,  reconoce que todas las personas tienen derecho a participar en el gobierno de su país directamente o por conducto de representantes libremente escogidos, y a iguales oportunidades de ingreso en el  servicio público de su país; y deseando igualar la condición del hombre y de la mujer en el disfrute y ejercicio de los derechos políticos.

Personalmente considero que corresponde a las instituciones electorales, los partidos políticos, al congreso federal y congresos locales, así como a las y los actores políticos, implementar  acciones y estrategias necesarias para acelerar la participación de las mujeres en la vida política de las naciones. E indudablemente, corresponde a la ciudadanía civil –tanto mujeres como hombres- continuar gestionando, movilizándose y promoviendo la mayor participación de la mujer en la vida política de sus comunidades.

¿Por qué es necesaria la mirada de género en la política? Porque las mujeres somos -en líneas generales- más de la mitad de la población de la región. Porque aún existe una brecha de inequidad y desigualdad en el ejercicio del poder que afecta a las mujeres. Porque tenemos igual capacidad y derechos que los hombres y traemos a la mesa de decisión nuestra mirada holística, sensible e inclusiva. Porque la demanda de la paridad en la cuota de participación política es una propuesta de justicia social para el logro de la equidad y fundamentalmente, porque nuestra participación política y ciudadana es un derecho humano.

En las últimas décadas, la participación de la mujer en la vida política de su país ha avanzado sensiblemente: tres países de América Latina (Argentina, Brasil & Costa Rica) están presididos por mujeres y numerosas cargos públicos son cubiertos por damas.  Sin embargo, los avances en este sentido han sido graduales y aun nos queda un gran espacio de oportunidad por delante. Por ejemplo, en México el número de mujeres que han podido acceder al derecho de ser votadas y ocupar cargos electivos del poder legislativo, federal y estatal, aún no ha rebasado el 30%.

Amigas, es necesario continuar promoviendo estrategias centradas en fortalecer la participación y liderazgo político de las mujeres para que seamos representantes y copartícipes de las decisiones públicas. Las mujeres debemos movilizarnos activamente en nuestro ejercicio del derecho de elegir y ser elegidas, pensando en el bien de nuestros países,  departamentos, municipios o distritos, recordando que el voto es un derecho y un deber ciudadano.

Cordialmente,

Isabel Noboa

1 comentario

  1. Estimada Sra. Noboa,

    He disfrutado mucho de su columna sobre los derechos políticos de las mujeres, como de las anteriores que ha publicado. La felicito por su iniciativa de generar este espacio de informacion, ayuda y promoción de la mujer emprendedora.
    Particularmente nos interesa acceder a contenido sobre las mujeres rurales y artesanas, ya que ellas conforman una amplia comunidad en América Latina (y el mundo) con la cual colaboramos activamente a traves de nuestra empresa (www.nativastore.com). Estas mujeres son importantes agentes de cambio en sus comunidades y frecuentemente sufren de falta de representatividad politica e institucional.

    Muchas felicidades!

Escribir un comentario

Últimos Posts

Contacto