Palabra de Emprendedora

La mujer mítica

FlorRomero

Por Flor Romero

Hace más de un siglo -integrante del Sindicato Internacional de Obreras de la Confección, durante el Congreso Internacional de Mujeres Socialistas en Copenhague-, cuando ella propuso que se instituyera el día 8 de marzo, como el día universal de la mujer.

Si toda forma de patrimonio cultural es frágil por su expresión inmaterial, aquella que habita el espíritu, la mente, el corazón del hombre o de la mujer, lo es de modo muy particular. La idea de patrimonio corresponde a un modelo único, denominado por determinados criterios estéticos e históricos a tal punto que el mismo patrimonio material no podría ser interpretado sino a través de lo inmaterial.

La lengua por ejemplo, es el reflejo de una concepción del mundo de una cosmogonía, de una cultura. Y en el principio fue el Verbo. Luego se dijo que el origen de todo implicaba la palabra, desde luego, por voluntad divina. A renglón seguido la luz se contaminó de tinieblas. La felicidad del Paraíso duró poco, pues la serpiente que es -fuente de sabiduría para los chinos-, logró convencer a Eva de que podría morder la manzana prohibida y ella a su turno convenció a Adán para que también la probara.

Y ahí se armó el lío de la historia, pues el Creador montó en cólera y los expulsó del Paraíso. Aunque algunos juran que la primera mujer de Adán no fue Eva sino Lilith, quien corrió desesperada, con los cabellos desflecados, a ahogarse en el Mar Muerto en vista de que Adán no cumplía los prolegómenos del amor y se tumbaba sobre ella en forma brutal. (De esto poco se habla pero lo saben los especialistas).

Quizá el principio de todo fue antes del principio. Lo que sabemos es que el dios judeocristiano en 6 días decretó el orden del cielo, de la tierra, sus gentes, ciclos de vida y muerte y dispuso los 2 géneros por su sexo y rol.

Algo muy distinto concibieron nuestros antepasados los dioses americanos que creyeron en la dualidad, porque como decía Fray Pedro Simón: La Fura-Tena- que quiere decir mujer encumbrada en su lengua y el cerro más pequeño decían que era su hijo. Estos dos cerros eran los adoratorios más famosos de los Moscas (quizá eran los Muzos)-. Nunca estos Moscas o Muiscas –y pienso yo que es plaga de todas estas Indias- tuvieron ídolo que no fuese macho y hembra (Noticias Historiales Tomo III) y dijeron que dios podría ser hombre o mujer como se constata en las divinidades de Mayas, Aztecas, Muiscas, Incas.

Porque ahí están Bachué, la Coyolxauhqui (en México de hoy, donde estaba Omeyoacán, el lugar de la dualidad, sitio de los 9 travesaños en que consiste para ellos el cielo, donde mora la divinidad dual desbordando el dominio de los sentidos. Por eso trabajaron adornos en oro y plata, con fuerzas opuestas representadas en figuras dobles, serpientes de 2 cabezas, brazaletes en pareja. Esto indica que los pobladores de América instalados aquí quizá 14 mil años AC no eran tan machistas como nos los han contado

Ellas fueron diosas, adoradas y tenían poder dentro de las sociedades ancestrales. La representación más usual era la diosa-luna en oposición al dios-sol. Esta filosofía de la dualidad es una constante entre las civilizaciones primigenias americanas. Vi en el Museo de Jalapa una cara esculpida en medio rostro y el otro liso, imagen de la dualidad, y entre los tesoros de los señores de Malagana (Valle del Cauca), se encontró tallada en oro la serpiente de 2 cabezas, fuerzas masculina y femenina. Estas diosas eran sobre todo dadoras de vida como Bachué que emerge de las aguas de la laguna sagrada con un niño en los brazos, para poblar la tierra.

De ella se conserva el nombre, Bachué, madre de la humanidad, del hijo se desconoce cómo se llamaba. Pensemos entonces en el mito de los frigios, de Anatolia, el de la diosa y su hijo, Cibeles y Attis, hijo y amante.

En cuanto a la Coyolxauhqui, deidad azteca inmortalizada, está en una estatua tallada en piedra a la entrada del Museo Antropológico de México, diosa de la luna, hermana de Huitzilopochtli, dios de la guerra. Coatlicue, madre tierra, figura en esta misma tradición.

En los textos de El Cantar de los Cantares y el Libro de Isaías, cuando aluden a Yahvé o Jehová se encuentran referencias a la diosa. Por otra parte, se menciona a Yahvé como madre.

En nuestros predios, Chía o Luna, es la diosa de la fecundidad, la fertilidad y la agricultura. La gran dualidad de la fuerza masculina-femenina impregna el universo desde los más altos cielos hasta los más bajos abismos.

También Reigel Dolmatoff encuentra entre la tribu de los Desana, del noroeste amazónico, este dualismo difórmico: Cree que la energía procreadora-creadora es un poder masculino que fertiliza a un elemento femenino que es el mundo. Recordemos el canto náhuatl a la diosa Cuatlicue:

La del faldellín de serpientes, el que hace lucir las cosas.

Señora de nuestra carne,  Señor de nuestra carne.

La que está vestida de negro, el que está vestido de rojo.

Nuestros Koguis hablan de la gran madre creadora cuyos poderes impregnan toda la naturaleza. Los Desana creen en las fuerzas o principios femenino y masculino. El equilibrio y armonía entre ellos dan salud y prosperidad. Los Chamíes del Chocó creen que Karagaví creó el mundo; los Muzos piensan que una princesa fue fecundada por una esmeralda y nace entonces Goranchacha. Los Cunas afirman que cuatro mujeres-estrellas bajaron del cielo para preparar la comida de los solitarios.

Los Chocos dicen que los Burumias se casaron con mujeres espíritus, de manera que las cosmogonías de nuestros antepasados son diversas, y la mujer está presente en lugar especial.

De todos modos la imagen de la mujer quedó implicada en la pérdida del dichoso Paraíso. Y desde entonces nos topamos con ellas para bien o para mal. En tiempos inmemoriales, por ejemplo, la civilización Persa (El Poema de Gilgamech) compuso el primer poema de amor de la historia universal. Escrito en lengua sumeria, en tabletas de barro, el autor narró el encuentro de la diosa Inanna y un pastor. Inanna amó esa noche al pastor como si fuera mortal. Dumuzi, el pastor, fue inmortal mientras duró el encuentro.

El poeta Aristófanes diría después que La Negra Noche cuando la Tierra, el Cielo y el Aire no existían, también se había engendrado un huevo y de él nació Eros, el dios que junta, atrae, acrecienta y multiplica lo que toca: el Amor, que es en síntesis el comienzo y el final de todo.

Ahora veamos qué pensaban de las mujeres los antiguos griegos. Ellas como parte integrante de la creación fueron poderosas y peligrosas. El mundo se había desprendido desde el Caos y sus primeros hijos fueron Érebo y Nix, la Noche Oscura, negra y muy femenina, tuvo a Moros, Ker y Tánatos, vinculados a la muerte; Hipnos dio a luz los Sueños y las Pesadillas. Después a Momo, el doloroso Lamento, a las Hespérides –guardianas de las manzanas de oro que había recibido Hera de regalo por su boda con Zeus– y las Moiras, vengadoras espantosas quienes tejían, cortaban el hilo de la vida y perseguían con ferocidad a mortales e inmortales delincuentes a quienes se les aplicaban castigos fuertes.

La dama negra dio a luz también a Némesis, peste espantosa, y por si fuera poco parió a Engaño, Afecto, Vejez, y Eris quien sería la mamá de Olvido, Fatiga, Hambre, Dolores, Batallas, Asesinatos, Masacres, Riñas, Falsedades, Discursos, Ambigüedades, Ofuscación y Mala Ley. No ha habido seres más intimidantes que los hijos nocturnos, pero está claro que ellos dieron la pauta para el ordenamiento de los ciclos de la vida y de la muerte, y allí la figura femenina Nochefue indispensable para que apareciera la luz.

Cuando el parnaso de los dioses se organizó, aparecieron los escritores para contar sus hazañas. Sus relatos hablan de muchas mujeres que fueron personajes tan protagónicos como los héroes. Encontramos entonces a Homero quien incorpora a su relato mítico muchas diosas enamoradas todas de Odiseo, -bello y seductor- a quien en Ítaca lo espera su esposa Penélope, -sabia y discreta- hija de Icario y Peribea, madre de Telémaco. Esta mujer teje y desteje la gran tela fúnebre de Laertes esperando a su marido, asediada por muchos pretendientes.

Homero comienza la Odisea destacando a Atenea la diosa de la guerra que vence a Poseidón el dios de los mares. Durante toda esta narración la mujer ocupa sitio preponderante. Calipso, por ejemplo, ninfa hija de Atlante quien vive en la isla de Ogigia -en donde se sitúa el ombligo del mar- recibe al náufrago que se ha perdido 9 días en una tempestad. Se enamora de él y hace todo lo posible para retenerlo y lograr que se convierta en su esposo.

Pero el rey de Ítaca rehúsa la oferta aunque ella le promete la inmortalidad. Siete años vivió Ulises en la isla durmiendo de noche con Calipso, soñando con Penélope y con regresar a Ítaca. Finalmente Júpiter envía a Mercurio para ordenarle a la ninfa que deje marchar al pobre náufrago. Ella, contra su voluntad le dice que se vaya, y le proporciona los medios para que construya una barca y suplica porque los vientos soplen a su favor.

Circe, -maga poderosa- quien vive en la isla de Eea se percata de que llegan unos forasteros que no olían nada bien. Los invita a cenar, pero tan pronto como percibe el aroma desagradable de los visitantes, seductora y siniestra con su varita los transformó en cerdos. Euríloco quien estaba escondido para librarse del hechizo corrió a contarle a Ulises la tragedia. El rey y capitán de la nave averiada montó en cólera y corrió a hablar con la bella Circe. La enfrenta y logra dominarla; la convence de que devuelva a sus compañeros de viaje la forma humana.

Para lograr este cambio de actitud Mercurio tuvo que intervenir de nuevo dándole a Ulises un manojo de hierbas mágicas para hacerlo insensible a los encantos de la maga. Entonces, la poderosa Circe los deja partir. Entretanto, Penélope continúa espantando a los pretendientes. Tejía y destejía la tela fúnebre esperando a su amado. El rey regresa con disfraz de mendigo y ocurren muchas peripecias hasta que ella descubre que él es su marido. Podría ser el modelo de la mujer paciente y resignada, que no cede a las tentaciones, así le ofrezcan bienes, pero claro eso ocurre en los tiempos homéricos. Quién sabe si hoy una mujer como Penélope haría lo mismo.

En el inconsciente histórico de las mujeres seguramente quedan rastros de la época en que ellas eran diosas, cuando dominaron el mundo. En su memoria aún resuenan los ecos del tiempo mítico en que el poder les fue arrebatado, con la aparición de la agricultura y los hombres se apoderaron del mando del mundo, situación que hasta hoy no les ha sido restituida. Esperemos que los tiempos cambien y ellas lleguen a ocupar el sitio que les corresponde en la sociedad moderna.

Datos de la autora

Flor Romero es una reconocida escritora colombiana. Actualmente es presidenta honoraria vitalicia de UNEDA, Unión de Escritores de América. Ha realizado programas de radio y televisión. Sus obras literarias han sido traducidas a varios idiomas.

Estar a su forma

AlejandraAzcarate

Por Alejandra Azcárate (www.alo.co) Estar en forma es un concepto que de manera inmediata asociamos a la estética externa. Empezamos a pensar en dietas, rutinas de ejercicio, sistemas novedosos para lucir bellas Pocas veces, por no decir nunca, llegamos siquiera a considerar la posibilidad de que estar (more…)

Leer más

Empoderando a las mujeres, empoderando a la humanidad. ¡Imagínalo!

novedades-39

Por Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres online loans quickfrenchking payday advance Hace casi 20 años, el mundo se reunió en Beijing en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer. Allí, 189 gobiernos adoptaron una innovadora hoja de ruta para la igualdad de género: la Declaración (more…)

Leer más

Microfeminismos

Gemma-Galdon-Clavell

Hacía tiempo que no nos levantábamos un 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, con un dato tan crudo, horrible, como el de las 61 millones de mujeres europeas víctimas de abuso físico y/o sexual. El excelente trabajo de la Agencia de los Derechos Fundamentales de (more…)

Leer más

La mujer ejecutiva

Carosemena

¿Qué pasa al interior de las empresas con las mujeres trabajadoras? Existen realidades y mitos alrededor de su rol, proyección, probabilidades de éxito, etc… Es una realidad que la mujer tiende a ser muy responsable y estudiosa en el colegio y en la universidad, muchas veces más (more…)

Leer más

El espíritu emprendedor, la solución (segunda parte)

home-isabelita

Continuando con esta serie de artículos sobre el espíritu emprendedor, creo que los emprendedores deben adquirir y dominar las siguientes virtudes y habilidades: 1)     Principios y valores. El emprendedor debe aprender a mantener su palabra, así como sus principios y valores incólumes, lo que se convertirá –tal (more…)

Leer más

El espíritu emprendedor, la solución (primera parte)

Para mí el emprendedor es aquella persona que identifica una oportunidad y organiza los recursos necesarios para ponerla en marcha. Es una persona que forma una empresa o que encuentra una oportunidad de negocio donde nadie la había identificado, o alguien que empieza un proyecto por iniciativa (more…)

Leer más

Mujer y política en Chile: los límites de la incidencia

Por: María de los Ángeles Fernández Ramil1 Fundación Chile XXI mangeles.fernandez@chile21.cl Casi al mismo tiempo que la opinión pública tomaba conocimiento de la disminución en tres puntos del porcentaje de candidatas a alcaldesas que competirá en las elecciones municipales de octubre de 2012, bajando de 17,5 en (more…)

Leer más

Violencia de género en el marco de la República Argentina a través de mi experiencia

Ante todo me gustaría comentarles brevemente acerca de mi profesión y como surgió en mí la vocación del Derecho y la Justicia desde muy pequeña. A los nueve años tras vivir un hecho lamentable en el cual intuí que no habían actuado con Justicia, fue cuando decidí (more…)

Leer más

Todas podemos ser emprendedoras

Por Jeannette Kaplun Las mujeres estamos acostumbradas a desempeñar múltiples roles y funciones. Esta habilidad para pasar de una tarea a otra (con asombrosa rapidez) es una de las características que ayudan a las mujeres a ser empresarias. Es más, me atrevo a decir que todas podemos (more…)

Leer más

Últimos Posts

Contacto